VAJILLAS DE COLORES

Si buscas vajillas de colores para salir un poco de la monotonía del blanco, aquí las vas a poder comprar. Por suerte hoy en día las vajillas las puedes encontrar en multitud de colores, si bien es verdad que no todos los colores de platos son una buena idea combinarlos con según qué tipo de comida, o mejor que tipo de comida, con el color de la comida

Todos sabemos que el uso de vajillas de distintos colores puede afectar a la presentación final del plato en la mesa. Por todos es conocido que es por la vista por donde primero tiene que “entrar” la comida, y esto puede ser tanto por una buena combinación de colores entre el plato y la comida.

El color de la comida  por si solo ya sabemos que es muy importante… Sin embargo, el color del plato en el que se sirve también tiene un gran impacto visual en cómo percibimos esa comida, es por eso la importancia de escoger bien los colores de la vajilla a la hora de emplatar nuestra comida. 

Contenidos de la página

LAS VAJILLAS DE COLORES MAS VENDIDAS DE 2023

Aquí puedes ver las vajillas de varios colores mejor valoradas y más vendidas del 2023

VAJILLAS DE VARIOS COLORES DE OFERTA

Las mejores ofertas de vajillas de colores variados para el día de hoy las tienes en la siguiente tabla de ofertas disponibles.

Son ofertas que no duran eternamente, y van cambiando con asiduidad, si ves algo que te guste y está de oferta, no dudes en comprar tus platos del color que buscas o multicolor hoy mismo!!!!

COLORES DISPONIBLES DE VAJILLAS

Estos son los distintos colores de vajillas disponibles en tuvajilla.es

CÓMO AFECTA EL COLOR DEL PLATO A LA PRESENTACIÓN

Sin duda el color blanco, es el color más extendido para las vajillas, al existir una oferta grande de vajillas blancas, todos acabamos teniendo una vajilla blanca en casa, pero, es que además, el blanco es una de las mejores opciones para escoger una vajilla, ya que casi todos las comidas, o más bien todos los colores que presentan nuestros alimentos combinan muy bien con el blanco.

La vajilla blanca es un clásico,  la popularidad del color blanco para las vajillas se debe en gran medida a que no va a “restar” a tu comida en cuanto a presentación se refiere. Los platos y tazones blancos limpios, claros y de diseño clásico permiten que tu comida sea el centro de interés del plato,y por esta razón, la vajilla blanca es la opción preferida tanto para restaurantes como para muchos hogares.

En realidad hay estudios que demuestran que los platos blancos aumentan la percepción de calidad de los comensales.

Si bien es verdad, que la vajilla blanca suele ser una opción simple y segura al elegir un color, ya que es relativamente atemporal y se adapta muy bien a una gran  variedad de platos y estilos de presentación. 

El hecho de tener una vajilla blanca significa que no tendrás que cambiar continuamente tu vajilla para mantenerte al tanto de las tendencias de colores actuales.

Cada vez más, tanto a nivel profesional como a nivel más particular, cada uno en su casa, se ven más platos de colores para aportar algo más, tanto a nuestra mesa, como a la presentación de nuestras comidas.

Desde mezclar diversas formas, o mezclar varios colores distintos de platos o vasos, son algunas de las alternativas que se ven al uso de la tradicional vajilla blanca.

Desde luego, si quieres aportar un toque distinto a tu mesa, la opción de poner platos de colores en tu mesa puede ayudarte mucho a crear el ambiente que estás buscando para tu mesa.

CÓMO UTILIZAR LOS DISTINTOS TIPOS DE COLORES DE VAJILLAS

Si está buscando una cierta armonía de colores en tu mesa, un truco es apegarse a los colores que se tocan en la rueda de colores. Esto significa usar los platos de colores complementarios en lugar de colores que ofrezcan mucho contraste. 

Pero no tengas miedo de combinar colores no complementarios, es decir, colores que están en el lado opuesto de la rueda de colores, por ejemplo, rojos y verdes, naranja y azules, amarillos y morados). Estos colores no solo combinan bien, sino que se mejoran o acentúan creando un contraste muy bonito 

Por ejemplo, imagina que quieres servir una salsa de color rojo, prueba a ponerla en una salsera verde o plato verde…. Y al contrario igual, unas hojas de lechuga verdes, sobre un plato rojo, es una combinación excelente. 

COMBINAR COLORES DE VAJILLAS CON COLORES DE COMIDA

Tienes que tener en cuenta que asociamos el color a las emociones y a los sentimientos. Los dorados, granates y marrones son reconfortantes, ricos y cálidos; los verdes son colores que transmiten vitalidad y frescura; los rojos y las naranjas son colores potentes e intensos.  

Aquí tiene algunos ejemplos de comidas combinados con colores de platos.

Comida de color beige o neutra, como pollo, patatas, pasta

Dado que es fácil que estos alimentos se vean sosos, si pones un plato de color que aporte algo de contraste a la comida, siempre será una buena opción. Siempre mantenido el tono de temperatura del color de la comida, es decir, frío o cálido.

El color negro o el marrón ofrecen un contraste perfecto mientras mantienen el mismo tono de temperatura cálida. 

Comida de color rojo: carnes, salsa de color rojo, tomates, remolachas

El color rojo es un color dramático y normalmente tienen una amplia gama de tonos. El rojo también puede ser cálido o frío. Debido a esto, el blanco es la elección perfecta para enmarcar su plato. El rojo es un color que por sí solo ya hace que destaque en un  plato, lo que significa que no necesita ninguna ayuda para destacarse y verse más apetitoso.

Si quieres una apariencia más viva, prueba con un plato verde.

Comida Naranja y amarilla: platos al curry, huevos, maíz…


Los dos son colores cálidos y un color que aporte contraste, pero en la misma temperatura puede ser una opción. Un azul cálido y brillante beneficiará tanto al amarillo como al naranja. Asegúrate de mantener el tono de temperatura cálido. Un azul frío podría aportar una falta de armonía.

El púrpura sin embargo, aportará al  plato un aspecto raro, ya que  el púrpura resalta los tonos fríos del verde en colores cálidos, lo que hace que la comida se vea cruda y poco atractiva; Incluso un morado apagado no armonizará con estos alimentos.

Comida color verde: pesto, ensalada, guacamole…

El verde es una combinación de amarillo y azul. Dado que el amarillo y el verde son tonos cálidos y comparten pigmento, se armonizarán bien juntos permitiendo que la frescura de los alimentos permanezca en equilibrio.

 Postres

Para los postres, el mejor consejo es elegir colores que combinen con los complementos que puede llevar ese postre. Por ejemplo, un pastel de chocolate con una cereza roja encima, se verá más delicioso y apetitoso en un plato rojo, mientras que por ejemplo,  un trozo de  pastel de manzana con salsa de caramelo y crema batida quedará muy bien en un plato marrón.

En general, los colores rosas y los púrpuras claros transmiten dulzura, y el amarillo y el  naranja aportan una sensación de acidez, así que asegúrate  de tener en cuenta el sabor.


En el caso de los postres, quizá el  azul, no sea una buena opción, chocaría con la mayoría de los colores que nos ofrecen los postres y además puede eliminar la sensación de dulzura, ya que la mayoría de postres suelen tener un tono beige o marronoso, que chocaría bastante con unos platos en tonos azules.  en azul. Además, los postres a menudo están llenos de colores y formas, por lo que los platos muy estampados generalmente también dominarán la comida.

MEZCLA DE COLORES DE VAJILLAS

Abusar de un solo color puede acabar restando vistosidad a nuestra mesa. Combina el color de la mantelería con el color de los platos, o de la comida, mezcla colores distintos de vajillas en una sola comida, en función del tipo de comida que sirvas.

Todo sin olvidar el tono y la temperatura general de la mesa. 

Una forma de unificar la composición de colores de una mesa, en la que no toda la vajilla es del mismo color, es utilizando un patrón de color, es decir, no hace falta que todos los platos sean verdes, puedes combinar platos verde con blanco, o platos verdes con rallas blancas, en definitiva, no te obsesiones si te falta un plato de un color en particular, combina, prueba y no te obsesiones.

ESCOGER EL TONO DE LAS VAJILLAS DE COLORES

Color blanco

La vajilla blanca siempre es una buena opción, eso lo tenemos claro, ya que se adapta a una gran variedad de tipos y colores de las comidas que podemos servir.

Los platos blancos siempre van a contrastar muy bien con cualquier color de comida que sirvas, ya que van a ofrecer un contraste muy atractivo

Tonos Terrosos

Los tonos terrosos o marrones más oscuros representan el naturalismo, naturaleza, etc… por lo tanto y como habrás podido observar, muchos de los platos o envases de los restaurantes vegetarianos que ofrecen comida para llevar, lo hacen en recipientes desechables de colores marronosos.

Es una buena manera de asociar un estilo de nutrición saludable de sus alimentos una vez servidos en el plato.

Platos con bordes  de colores

Un borde con color en un plato,  le da un toque distinto y  sutil a una vajilla blanca clásica y es una excelente manera de proporcionar un estilo de vajilla colorido, sin tener un solo color debajo de la comida. 

Los distintos  patrones de color que podemos encontrar,  pueden extenderse por todo el borde del plato y llevar una variedad de temas, o simplemente con pequeños detalles de colores a lo largo del plato, con finas líneas de colores o distintos patrones geométricos.

Diferentes patrones de líneas o  diseños distintos, complementarán perfectamente tus platos y además conseguirás que los colores de los ingredientes destaquen, haciendo que la comida tengo un mejor aspecto y por supuesto una mejor presentación.

Tonos pastel

Los tonos pastel como el azul cielo, los rosas para bebés o los verdes, ayudan a acentuar la naturaleza casera de la comida.

Las vajillas en colores pastel te brindan a ti y a los invitados una sensación hogareña para la comida que has preparado.

Tonos Negros

Los platos en tonos muy oscuros o negros pueden no parecer una opción interesante, pero hay muchas personas que lo ven como una opción muy válida y por supuesto muy elegante.

Además del blanco, los platos oscuros o negros, suelen ser de los más populares, por eso existen en una gran gama de tonos, esmaltes y formas.

Existen estudios que dicen que las vajillas de colores oscuros alteran la percepción de las personas sobre los tamaños de las porciones que tienes en el plato, ya que dan una  impresión de tamaños o porciones grandes y generosas en comparación con las alternativas de vajillas blancas por ejemplo. 

Del mismo modo, no todos los colores complementan con todos los alimentos, lo que significa que los tonos simples como el negro o el blanco pueden ser más prácticos para una mayor variedad de comidas.

No hay un color de platos o vajilla que sea  erróneo, cada color de vajilla tiene sus ventajas e inconvenientes, lo que significa que es importante tener el conocimiento sobre cómo usarlo para poder aprovecharnos de lo que nos puede ofrecer.

A continuación puedes ver los distintos tipos de Vajillas disponibles en tuvajilla.es

Última actualización el 2023-09-26 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados